Saltar al contenido

El Tarot de Marsella: Arcanos Mayores

Curso de los Arcanos Mayores del Tarot

 Introducción

El Tarot de Marsella es la baraja de cartas del Tarot más conocida y de la cual derivan todas las posteriores. Se trata de un juego de 78 cartas, distribuidas en dos grupos: arcanos mayores y arcanos menores.

En este curso breve pero completo podrás encontrar una serie de significados y simbolismos asociados a los 22 Arcanos Mayores del Tarot de Marsella. Te ofrecemos consideraciones y consejos en la lectura de las cartas.

 Mi Historia con el Tarot

¡Hola! Mi nombre es Karina y soy tarotista hace 14 años.

Considero que, para poder establecer una interacción idónea entre profesor y alumno, hay que partir contando los cómos y los porqués del acercamiento de uno con aquello que ha aprendido y el modo de internalizarlo y retransmitirlo. Mi primer episodio con el Tarot fue a la tierna edad de 10 años (provengo de una familia de terapeutas, angelólogos, especialistas en hipnosis regresivas y cosas por el estilo, así que no es de extrañarse que yo también haya manifestado tanto interés en la cartomancia desde tan temprano), cuando encontré un mazo que mi tía había dejado en casa y decidí usarlo para ver de qué se trataba todo, dándome cuenta que me resultaba bastante fácil canalizar la energía que yo poseo a través de las cartas. Desde ese momento me dediqué (de modo secreto) a aprender métodos y tiradas y ganar experiencia conforme crecía, impregnándome de las vivencias tanto propias como ajenas, hasta que me sentí lo suficientemente apta como para dar un paso adelante: obtener mi propio Tarot.

Me gustaría aclarar que, muy contrario a lo que frecuentemente suele decirse, no es muy bueno que te regalen el mazo de cartas… la razón es muy simple: quien regala lo hace según su gusto y nivel evolutivo y no según el tuyo, que puede ser muy diferente. Ejemplificando, si yo soy ya una adulta con mis procesos de definición de personalidad e identidad superados y elijo un mazo para regalarle a una alumna adolescente y en pleno enfrentamiento con sus ‘demonios’ internos, probablemente – y de modo inconsciente – seleccionaré una baraja que esté de acuerdo con mi episodio actual y no con el de ella… ¡la destinataria de mi regalo! Lo mejor, en estos casos, es ir con la persona a la que le deseamos obsequiar un mazo, dejar que elija conforme su gusto (el que va mezclado con la necesidad inconsciente de descubrir algo mediante ese Tarot) y pagar nosotros.

Haciendo hincapié en el párrafo anterior y como modo de ahondar en las dudas (a la vez que barro con ciertos mitos), considero de suma importancia mencionar que no es malo cambiar de mazo durante el camino de la cartomancia, ya que uno va evolucionando en la vida y, por ende, dejando ciertas etapas y visiones atrás. Lo otro que me parece meritorio mencionar aquí que tampoco es negativo que no te gusten las barajas consideradas “Clásicas” (Tarot de Marsella, Rider Waite, Egipcio, etc.), porque esto es tan relativo como los jeans… la gente dice que son imprescindibles y puedes tenerlos en el armario, pero no quiere decir que te los pongas y mucho menos que sean de tu agrado… lo mismo pasa con estos Tarots, puedes tenerlos y, muy a tu pesar, no conseguir nada bueno de ellos por mucho que te cuenten maravilla y media de sus resultados. Simplemente no hay química, y punto… y contra la falta de química nada se puede hacer.
Para finalizar este capítulo de introducción, aclaro que lo referente a significados de las cartas puede aplicarse a cualquier mazo y no necesariamente se ajusta de modo estricto al Tarot de Marsella, así que puedes usarlo para interpretar y guiarte en cualquier otro Tarot que no sean los Egipcios (ya que su metodología es diametralmente diferente) . Lo que sí le es propio y varía según el naipe es la simbología y su estructura, la cual colocaré como encabezado en cada capítulo y dará más pistas acerca de cada Arcano, su función y en qué modo afecta la vida del consultante.
No te entretengo más con pláticas, así que ¡a comenzar!
Afectuosamente
Karina.

0 – El Loco Tarot Marsella

Al ser un Tarot creado en el Siglo XV, el Tarot de Marsella comienza con el Arcano 0, El Loco.

Su estructura denota a una persona que, con lo mínimo, parte en búsqueda de su propia vida. Mira hacia la izquierda, hacia el pasado, sin saber muy bien qué es lo que le espera en ese trance, pero con mucha fe en que todo saldrá bien y que la vida responderá como él desea. La gente lo puede mirar como un ser arriesgado, pero no es así simplemente quiere crear algo con sus propias manos y no ser otro más del montón. Le dicen El Loco (aunque “The Fool” significa más bien “El Tonto”) por aventurarse y dejar todo de lado, salvo lo esencial para él, cosas poco importantes para los demás.  Desde la izquierda, un animal intenta herirlo y detenerlo… este animal representa el pasado y, si bien él está recibiendo daño y ataque, no se detiene… ese algo que lo inclina hacia el movimiento es muy superior al dolor y a cualquier magulladura que pueda recibir, es ese Destino que lo llama y que él no puede ignorar.

Posición Derecha: Corazón Valiente.
Representa a una persona con alma de niño y sentimientos puros, buena, a veces algo excéntrica. Esta persona es muy ingenua y fácilmente engañable, lo que produce que sea lastimada y herida, pero se vuelve  a levantar una y otra vez. Su espontaneidad es muy sobrecogedora y poco comprendida, sólo unos pocos lo podrán aceptar y entender, aquellos con el corazón ansioso de libertad y cierto espíritu vagabundo. Como situación de la vida, significa que cuentas con la capacidad suficiente para aventurarte a algo nuevo y enriquecedor sin temer a la pérdida. A veces es necesario cerrar los ojos y dar el paso sin mirar para poder comprobar que nuestros instintos siguen ahí y que funcionan tan bien como cuando éramos niños y nos dejábamos guiar por ellos.

Posición Invertida: Actos sin Ton ni Son.
En este caso, la persona ha llegado al límite de volverse completamente impulsiva, llegando a – incluso – ignorar las advertencias del corazón. Ser parcial que no va a buscar la vida, sino que huye de ella y lleva a sus cercanos consigo en la ruta de la perdición. En acto, quiere decir que hay que tener mucho cuidado con el fundamento de aquello que hacemos… ¿es lo que quieres en verdad o estás optando por esto porque tu realidad te tiene entre la espada y la pared? Sólo podrás dar el paso con esta pregunta respondida en tu mente… de no hacerlo, seguirás caminando en círculos eternamente.

 I – El Mago Tarot Marsella

Segundo Arcano Mayor del Tarot de Marsella.

Representado por un joven frente a una mesa (en algunos casos, también es un altar) llena de materiales que parecerían poco importantes, pero para él no lo son. Sostiene uno de esos materiales con la mano izquierda y mira hacia la derecha, lo que quiere decir que se vale de aquello aprendido en el pasado para formar su futuro. Lo que tiene en la mesa son elementos que unirá para crear algo mucho más allá de cualquier cosa vista habida y por haber, busca hacer Alquimia, trascender la forma de lo unido y marcar la diferencia sin otro instrumento de por medio que su propio poder. En las lecturas de Tarot con hombres, ésta resulta ser la carta del Consultante a no ser que él decida elegir otra. Se le adjudica El Mago al consultante masculino por las características que posee y como modo de darle a entender que sólo depende de sí el tener una mejor vida.

Posición Derecha: Alquimista.
El Mago sabe lo que quiere y también lo que tiene que hacer para conseguirlo. Una persona reflejada en esta carta se caracteriza por tener la capacidad de unir sus fragmentos internos para hacerse una mejor persona día tras día. Es sabia, pero lo suficiente como para no dejarse llevar por la sed de conocimiento que puede traer esta condición de supuesta “superioridad” con respecto a los demás. Es hábil, flexible, buena consejera y suele tener la palabra precisa en el momento indicado. En una situación refleja la capacidad del consultante de poder cambiar el Destino sólo yendo hacia adentro y tomando las propias virtudes para ponerlas a trabajar, sin necesidad de grandes esfuerzos para alcanzar las metas propuestas ni los sueños incubados en el corazón.

Posición Invertida: Charlatán.
Muchas veces el orgullo obra para que uno no pida ayuda ni se declare rendido y eso acarrea la creación de un ser que parece irrompible y que es extremadamente frágil. En este punto es necesario tomar conciencia de que este aguante de mentira no es eterno y que puede traer consecuencias desastrosas para la vida. Los sucesos que vienen podrían ser experiencias límite para este falso aguante, por lo que es necesario advertir a la persona que se conecte consigo misma y haga una verdadera introspección en vez de engañarse y decir que todo está bien cuando, en realidad, el derrumbe ha comenzado hace mucho tiempo. Mucho cuidado con los hombres que aparezcan en este período, pueden ser engañadores.

 II – La Suma Sacerdotisa Tarot Marsella

La imagen de la Suma Sacerdotisa representa una mujer de mediana edad – pasados los 35 años – y que sostiene el libro de Thot en las manos.

Mira hacia su derecha, sentada, como esperando el futuro y viendo cómo las personas viven la vida mientras ella se queda quieta. Posee una gran sabiduría, no por nada ella tiene el libro en sus manos; sin embargo, esa sabiduría la ha convertido en un ser vacío de todo tipo de sentimiento “mundano” y evita cada intento propio de humanización a toda costa. Ha elegido alejarse del mundo debido a un gran dolor o porque las circunstancias la han hecho decidir así y tomó el camino de la espiritualidad no por iniciativa de su corazón, sino más bien por escapismo de vivir como una mujer. En la lectura de Tarot, la Suma Sacerdotisa puede representar a la consultante si ésta es soltera, viuda o separada, pero se recomienda dejarla como La Emperatriz.

Posición Derecha: Inaccesible.
Mujer de gran conocimiento y sabiduría, la que tuvo que alejarse del mundo para poder encontrar una verdad que sólo ella conoce. Es bastante silenciosa, al grado de verse como una persona de sentimientos dudosos y malas intenciones, pero no es así. Se le considera una mujer amargada y así pareciera, pero ella sabe reír y mostrar afecto a quienes se lo ganan, mediante muchísimo esfuerzo y tiempo. Esconde un corazón bondadoso en una personalidad muy compleja. En una lectura, puede decir que el o la consultante le hace muy difícil el trabajo a la vida, colocando impedimentos a nivel inconsciente que entorpecen la evolución. Puede significar, además, el intento de escapar de la realidad personal y de las necesidades propias a través de un hábito específico (un vicio, una religión, un modo de comportamiento establecido, exceso de trabajo, etc.) que no conducirá a nada. La calma, la introspección y el autoconocimiento son requeridos y vitales para este caso.

Posición Invertida: Rival.
Mucho cuidado en este caso. Para el consultante puede decir que hay una mujer intentando conquistarlo con magia negra o amarres, mientras que para la consultante puede ser indicio de que hay una rival que le está impidiendo la felicidad de un modo muy significativo. Mujer inescrupulosa, malvada, egoísta, calculadora, llena de odio e incapaz de responsabilizarse por sus tragedias, vengativa, que puede parecer bondadosa e intentar ayudar. Precaución, vigila a todas las mujeres que has conocido últimamente.

 III – La Emperatriz Tarot Marsella

Mujer muy buena, femenina, fértil. Tiene un báculo en la mano izquierda y un escudo en la derecha, presenta cierta actitud pensativa.

El báculo significa el ataque, mientras que el escudo es la defensa y éstos van situados de modo que expresa paz y, en caso de problemas, atacar defendiéndose. Es lo suficientemente consciente de su poder como para saber cuándo usarlo y cuándo evadir los conflictos, es más, intenta por todos los medios no pelear y llevar a consenso todas las situaciones tensas en las que le ha tocado participar. En las lecturas de Tarot, ésta es la consultante: una mujer bonita, inteligente, de buenos sentimientos. Se elige esta carta por defecto, a no ser que ella misma decida tener otro Arcano representante, más acorde a su personalidad o a su situación actual.

Posición Derecha: Fertilidad Interna.
Mujer generosa, de buenos sentimientos, buena fe y gran instinto maternal. Puede ser alguien muy joven, pero que ya ha logrado valorarse a sí mismo y, a su vez, valorar lo que tiene. No desprecia a nadie que le ha obsequiado su cariño y responde con mucha franqueza y dedicación. Puede representar la creación de un nuevo proyecto, un momento de fertilidad interna o el inicio de un cambio que traerá consigo mucha felicidad, así también puede representar un embarazo en caso de aparecer esta carta junto al Arcano XV, El Diablo y junto al Arcano XIX, El Sol. Éste es el momento para creer en uno mismo y embarcarse en esos sueños que parecían imposibles. La vida dictará el camino, nada más hay que mantener el corazón abierto para poder escuchar.

Posición Invertida: Desengaño.
Las ganas de repuntar existen, pero los modos de hacerlo pueden no ser correctos. La gente que rodea al consultante no es la indicada y busca por todos lados una salida, una palabra, no encontrando lo necesario para avanzar. En este caso es mejor ir hacia adentro, analizar con calma si es tan cierto que necesita empujones del resto para poder lograr lo que quiere y tomarlo todo con calma. Esta posición puede significar desengaño, una mujer que no es como se pensaba o como decía que era o, si la consultante es mujer, significa que requiere urgentemente reconocerse a sí misma, porque no se está tratando bien y eso le acarreará grandes problemas. Con el Arcano XV, El Diablo, puede representar un embarazo no deseado o violencia doméstica grave.

 IV – El Emperador Tarot Marsella

Contrario a La Emperatriz, El Emperador sostiene el báculo con la mano derecha y tiene a un lado el escudo.

La vida se la toma como un verdadero desafío y no le importa tener que luchar, esforzarse y sangrar si es que eso lo lleva al éxito. Mira al futuro tomándolo bajo su control, completamente consciente de lo que él puede hacer y provocar a su alrededor. El báculo en la mano derecha simboliza que tiene el conocimiento y la sabiduría suficiente para ir de frente por la vida sin tener miedo de mostrar qué es ni quién es, dejando la defensa como un elemento de reserva. A él no lo ataca nadie, nadie se atreve a hacerlo, ha sabido fomentar el respeto entre quienes lo conocen y sabe cuándo y cómo hacer que se le escuche. Puede representar el padre del consultante o, también, puede representar a una persona conocida que tenga mucha influencia en la vida de él.

Posición Derecha: Disciplina.
Para llegar alto es necesario pensar en grande. El Emperador piensa en grande, lo hace todo en grande y no tiene reparos en esforzarse hasta conseguir lo que se le ha puesto en la mente como su meta. No es un ser malo, al contrario, ayuda e incentiva al consultante en su camino a la felicidad. Puede ser un modelo cercano o lejano, pero es un ejemplo de autosuperación enorme y para el consultante significa mucho. En el camino de la vida quiere decir que es necesario tomar un referente para aquello que deseamos hacer, alguien que nos aconseje en caso de que no tengamos una persona así cerca, pero la aparición de esta carta siempre simboliza que ese alguien está en nuestro camino o próximamente ingresará a él para enseñarnos y alentarnos a que los sueños son posibles usando la esperanza y la disciplina a la hora de sentirnos merecedores de la felicidad.

Posición Invertida: Descontrol.
Cuidado, mucha ambición puede ser mala en este momento. Para poder pensar en grande hay que tener la entereza suficiente como para discernir entre el bien y el mal sin que la ambición de lo grande nos haga perder la consciencia. En este punto es necesario calmarse, el consultante puede tomar decisiones erradas por ser demasiado pasional o actuar mediante la frustración. Actuar en este momento significaría ir directamente a una pérdida de la cual sería bastante complicado reponerse, así que se recomienda paciencia, definir bien los objetivos y hacerlo con cierta frialdad. No conviene aceptar propuestas de proyectos nuevos, hay grandes posibilidades de que sean engaños y fraudes causados por mala gente.

V – El Sumo Sacerdote Tarot Marsella

La carta muestra a dos personas situadas a los pies de un anciano, sentado en un trono y con gesto meditabundo.

Mira hacia su izquierda, al pasado, dirige su atención al báculo de su mano y su mano derecha apunta al centro de su pecho. El Sumo Sacerdote es conocido por su sabiduría y por haber sido lo suficientemente valiente de pelear contra sí mismo y su oscuridad, sacando la luz que hay en ella y transmitiéndola a su alrededor. Quizás se vea solo, pero ha sido por su elección y por sentirse “llamado” a servir como intermediario entre las fuerzas del Más Allá y la humanidad, lo cual lo llena como ser. Su decisión ha sido vivir para servir, comprendiendo así que hay seres cuya misión es dar y con la entereza suficiente como para darse cuenta de que es importante por lo mismo, superando con esto todo tipo de confusión interna o externa.

Posición Derecha: Iniciación.
La aparición de esta carta es bastante significativa en la vida del consultante. Puede representar diversas cosas, especialmente, la aparición de una persona llena de sabiduría y que podrá ayudar en todos los problemas que puedan aparecer en el camino. Esta misma persona podría resultar mucho más importante de lo que se cree, por el hecho que provocará una iniciación en el consultante, una apertura a otras verdades de la vida, una pincelada de una realidad mucho más equilibrada que la actual. En cuanto a situaciones, es importante aceptar que nuestra realidad no está siendo la deseada y que, por eso, las fuerzas superiores enviarán señales para avanzar y renovarse… no es demasiado tarde para renacer y fusionarse con uno mismo. Junto con el Arcano XIX, El Sol, puede representar una relación seria que probablemente terminará en matrimonio y el resultado de éste dependerá en exclusiva de las cartas que rodeen a estos dos Arcanos.

Posición Invertida: No Te Rindas.
Posible encuentro con una persona que no tiene muy bien definida su misión en la vida, depresiva y necesitada de ayuda Se recomienda al consultante que ayude a esos seres faltos de ayuda, porque así entenderá que es una persona valiosa y que puede hacer la diferencia en este mundo. Puede que sea el mismo consultante ese ser necesitado y falto de apoyo, ante lo cual atender a alguien más le servirá de mucha ayuda para mirar hacia sí mismo con ojos más objetivos. No hay que tener metas demasiado grandes por este período, sólo tender la mano al entorno próximo y, poco a poco, ir mirando hacia arriba.

VI –  Los Enamorados Tarot Marsella

La carta muestra a un hombre y una mujer frente a un sacerdote, en una especie de ceremonia, siendo custodiados por Cupido que los apunta y, detrás de él, un sol multicolor que brilla.

Ésta es una de las cartas peor interpretadas en sesión, debido a que se le adjudica un sentido netamente amoroso, siendo que no es así. Recordemos que los Arcanos Mayores son también reflejo de personas y, al mismo tiempo, de la vida, y nadie vive encontrando amores a cada rato. El sentido real de esta carta es el de elección, ya que no importa el hecho de que los personajes estén en pareja, sino que lo trascendental es el acto en el que se encuentran. Para tomar una decisión como la que aquí vemos hay que contar con una mente fría y analítica y un corazón dispuesto a tomar el paso sin arrepentirse ni dudar, porque un paso en falso puede hacernos caer bastante bajo.

Posición Derecha: La Unión de Principios.
Personifica a alguien enamoradizo, algo indeciso, con una vida un poco tortuosa, pero con una entereza que lo hace crecer día a día. Puede ser de gran ayuda para el consultante si es que le adjudicamos un sentido de persona a esta carta, cosa que comúnmente no se hace debido a que existen bastantes Arcanos con esa función. Como hecho de la vida significa el acto de elegir entre seguir con una vida o llevar a cabo un cambio que nos conducirá a algo nuevo y mejor; por otro lado, también nos puede indicar que pensemos mejor sobre las decisiones que estamos por tomar, ya que nos pueden exigir mucho más de lo que estamos dispuestos a dar. La clave está en unir lo que desea la mente con lo que quiere el corazón y, si ambos están de acuerdo, cada paso dado conducirá al éxito. Junto al Arcano XIX, El Sol, significa una feliz relación de pareja, mientras que con el Arcano XVIII, La Luna o el Arcano XVI, La Torre, significa ruptura sentimental.

Posición Invertida: Pelea Interna.
En esta posición es muy complicado avanzar, ya que se está siendo demasiado frío o demasiado impulsivo. Un paso dado en esta postura conduce a un fracaso rotundo, es mejor pensar lo que se desea y tener calma a la hora de intentar conseguirlo. Si esta posición aparece a la hora de preguntar por una posible relación amorosa, es mejor encontrar un mejor plan para conquistar al ser amado, porque este camino llevará a un amor no correspondido o, de ya estar en pareja, se auguran complicaciones. Es mejor expresar todo usando el corazón y la mente sin que ninguno de los dos nos domine… la calma es imperativa aquí.

 VII – El Carro Tarot Marsella

Esta carta nos muestra a un hombre en un carruaje tirado por dos caballos.

Este hombre lleva un báculo en su mano derecha, lo que simboliza el poder aplicado, y su corona representa una fama y un renombre que ha traspasado la intimidad de un hogar o un pueblo. Este Arcano no sólo puede estar hablando de celebridad, sino que su sentido principal es el movimiento, originado por los caballos. Este movimiento está bien realizado, pues la fuerza bruta está controlada por la racionalidad y, a su vez, ambas operan juntas para concretar logros y sueños. A su vez, también nos advierte que no nos dejemos dominar por nuestro lado más instintivo, ya que podríamos lastimar partes vitales de nuestra existencia y pasar por sobre todos nuestros seres queridos. El báculo tiene que ser bien usado para que nuestra carrera vaya viento en popa.

Posición Derecha: Movimiento.
Este Arcano se usa como situación más que como persona, siendo adjudicado al consultante. Puede representar muchas cosas, pero su significado principal es el movimiento, ya sea físico o racional. Anuncia viajes en un tiempo breve (menos de 6 meses, a no ser que los Arcanos Menores digan lo contrario) por tierra, mar o aire (eso tendrá que ver con qué cartas rodeen a este Arcano). También significa un nuevo proyecto que resultará exitosamente si es que lo tomamos con la madurez necesaria y nos hacemos responsables de lo que viene en nuestras vidas. De no poder sentirnos así, es mejor dejar las cosas de lado por un momento hasta que crezcamos internamente lo suficiente como para hacerle frente a esta etapa más profunda de la vida.

Posición Invertida: Riesgos.
El Carro invertido simboliza un gran riesgo que es necesario advertir para que no se estropee la vida del consultante. Puede que un sueño, un proyecto o un viaje se pospongan hasta nuevo aviso y esto sea doloroso, pero hay que hacer entender que es mejor así. Este período es un tanto riesgoso para la vida del consultante, habrá muchos episodios donde se pondrá a prueba su raciocinio y su entereza, por ende, las cosas se suspenderán para que él pueda hacer primero lo necesario, que es madurar y crecer hasta que las experiencias que viva sean consecuentes con su etapa en la vida. Los posibles fracasos a enfrentar no son definitivos, sino que servirán como preparación para afrontar de un modo evolucionado los éxitos que sucederán a estos trances difíciles en la vida. Si el consultante tiene un viaje en mente, que no lo haga.

VIII – La Justicia Tarot Marsella

Ésta es una de las cartas más importantes dentro del Tarot.

No se llama “La Justicia”, sino “Justicia”, tomando así una forma mucho más impersonal y potente que la que tiene en esta tierra. La mujer sostiene una espada en su mano derecha y, en la izquierda, una balanza que simboliza la toma de decisiones y medidas luego de analizarlas con mucha calma. Justicia toma forma de mujer porque ésta posee lo que el hombre no: capacidad de internalización, la cual es necesaria para gestar una verdadera evolución. Se le da erróneamente el número XI en algunos mazos, pero hay que tener en cuenta que la Justicia es un atributo netamente saturniano y este planeta custodia el número 8, mientras que Fuerza, la que proviene de la fusión de energías y discernimiento superior, está representada por la Luna, guardiana del número 2 (11 – > 1+1=2).

Posición Derecha: Acciones de Equilibrio.
Al consultante le puede aparecer en el camino un ser muy justo y fuerte que lo puede ayudar a seguir adelante con muchos temas inconclusos o complejos de su vida. No tiene por qué ser alguien relacionado a las leyes, pero sí es de madurez excepcional, probablemente obtenida por mucho dolor. En los acontecimientos actuales, define asuntos legales que resultarán bien y, de no tenerlos en el medio físico, esta Justicia será aplicada en algún otro aspecto que esté bajo juicio en su vida.
Augura equilibrio y el pago por parte de otros de aquellas acciones negativas que hayan realizado en contra del consultante sin que éste deba tomar demasiadas cartas en el asunto. El equilibrio será manifestado de un modo inapelable e inevitable, lo cual representará un gran alivio en caso de que el consultante tenga muchos problemas y también quiere decir que, en el futuro, estas complicaciones estarán ausentes por un buen tiempo.

Posición Invertida: Hechos Inesperados.
Hay una gran posibilidad de que aparezcan complicaciones de tipo legal en la vida del consultante. No conviene asociarse a nadie en este momento ni tampoco participar en proyectos que no hayan sido analizados a fondo. Si el consultante busca asesoría de tipo sentimental o relacional, esta carta simboliza que puede haber una gran chance de malos entendidos y gente de malas intenciones metida en estas vías. No confiar en nadie salvo en los amigos íntimos es la clave, porque los nuevos elementos en el universo del consultante pueden ser poco confiables y más bien cínicos. En lo legal simboliza un juicio que sale con problemas y posibilidades de apelar más adelante pero con un mejor abogado al frente de la causa, ya que el que se tiene en este momento no está llevando las cosas a buen fin, sino que se interesa nada más por lo propio en vez de proteger las causas por las que lo han contratado. El mejor acto a realizar en estos momentos es quedarse quieto y ver cómo todo cae por su propio peso.

IX – El Ermitaño Tarot Marsella

Un hombre viejo, armado de una lámpara y un bastón, parte a buscar algo donde nadie ha querido ir.

Esta carta se parece mucho a El Loco, con la gran diferencia de que este Arcano va mucho mejor armado para el viaje. La lámpara en la mano derecha simboliza a la sabiduría en acción y el bastón es el apoyo que la percepción te puede dar en los momentos de mayor oscuridad, siendo ambos elementos el manifiesto de una madurez que puede ser tanto física como también interna. Lo suyo no es aventurarse, como El Loco, sino aprender de sí mismo y de lo que le rodea sin importar demasiado aquello que ha dejado detrás. Ha aprendido a desprenderse de todo lo que tenía, sabiendo bien que lo más importante irá siempre con él y que lo material que ha optado por dejar de lado puede obtenerlo nuevamente con facilidad. No tiene miedo de quedarse solo para encontrar su verdad, porque sabe con extrema certeza de que ése es el camino a seguir y que, conseguido el objetivo, puede ser un referente para todos.

Posición Derecha: La Sabiduría.
Esta carta puede representar a una persona no necesariamente vieja, pero mucho más madura que otras de su edad (yo se la adjudiqué una vez a un tipo de mi edad y lo representó perfectamente) y más consciente de lo que tiene que hacer. Puede ser un guía o un referente de que hay otras realidades en esta tierra, no sólo la material, dando un especial mensaje al consultante para que suelte el miedo a perder objetos. También simboliza un posible encuentro con nuestro interior y la necesidad que tiene nuestra esencia de no perderse, de ser captada por nuestro Yo más superficial, como una especie de llamada de atención que no debe de ser ignorada. Tras este posible viaje espiritual saldrá un consultante mucho más completo y equilibrado, eso sí, hay que perder algunas cosas para poder ganar esas otras que nos serán de mayor utilidad en el futuro y también hay que advertir que este viaje es en soledad y que, probablemente, no muchos entenderán esta decisión.

Posición Invertida: Preguntas sin Respuesta.
El consultante puede que vaya a buscar respuestas donde no hay, ya sea a través de gente que no sabe lo que hace como a grupos que nada más engañan. No conviene buscar la verdad afuera, sino adentro, meditando y pensando lo que él quiere realmente. Esta posición también representa una búsqueda de la verdad que no está siendo bien llevada, sino que es un pretexto para no realizar algo más. La sabiduría no viene de los libros, sino que éstos son ejemplos a seguir para hallar nuestras propias capacidades y nuestra luz interior, no hay que tomar lo que se dice como verdad absoluta, porque esto nos llevará a transitar la senda de otros que no tienen nada que ver con uno. Puede aparecer una persona charlatana que se dice profeta o gente que se cree poseedora de la última palabra, como una especie de prueba de discernimiento para ver si el consultante es consecuente con su realidad interior. Del creerles o no depende el futuro interno y externo, por muy inocente que el acto de creer parezca.

X – La Rueda de la Fortuna Tarot Marsella

La estructura de la carta nos muestra una rueda donde un ser coronado se encuentra en la cúspide, una cabeza humana va bajando desde la derecha y un animal se encuentra subiendo desde la izquierda.

El instinto se asocia al lado pasivo del ser, pero emergiendo de a poco y el humanismo es activo, pero va descendiendo, lo que nos quiere decir que viene un cambio desde los cimientos de la vida y este cambio llega para quedarse. Se le considera una de las mejores cartas de todo el Tarot y – en efecto – lo es, lo que no quiere decir que esto no tenga un lado negativo. La idea esencial del Arcano X es el cambio, el cual – sin duda alguna – se caracterizará por ser radical y casi de ficción, dependiendo su intensidad de todas las cartas que lo rodeen, las cuales podrán aumentar o disminuir la fuerza del cambio profundo que se avecina.

Posición Derecha: Fortuna.
El cambio que viene en la vida del consultante será radical. Lo más probable es que se encuentre en un nuevo período donde todo le sale bien, porque ya es hora de que deje de sufrir. Luego de tanto dar pasos en la oscuridad, las fuerzas superiores han conducido el camino hacia la felicidad absoluta y la suerte, dándole al consultante un respiro luego de una asfixia casi interminable. El aprendizaje por la escuela del sufrimiento ha sido asimilado y superado, con lo que han quedado las enseñanzas esenciales y es idóneo dar el próximo paso. Esta carta simboliza las pruebas superadas que el consultante – en la ignorancia – se ha autoimpuesto para testear sus capacidades y fuerza. Ya que este sinuoso y doloroso camino ha sido transitado con éxito, el consultante merece disfrutar de los premios que le tiene la vida en la meta. El área principal de triunfo se verá en las cartas que rodeen a ésta y, además, tiene un efecto neutralizador y superior a todos los Arcanos negativos que la pudieran rodear.

Posición Invertida: Desequilibrio.
El cambio está dicho, sin embargo, el sentido de éste no ha sido definido aún. El consultante está por experimentar una situación donde lo puede esperar el sufrimiento o la liberación, sólo depende de su nivel de consciencia y sus ganas de salir del hoyo en el que puede estar metido. No conviene dar grandes pasos en cuanto a lo financiero ni algo que se le parezca, porque tendería a volverse todo un fracaso enorme que puede dejarlo traumatizado. Conviene afirmarse a algo que le brinde fe, asesoría o una respuesta objetiva, cosas que aparecerán en las cartas que lo rodeen.

XI – La Fuerza Tarot Marsella

Como Justicia, Fuerza se libera de las limitaciones terrenales y se define como un Arcano que supera lo que nosotros conocemos, logrando un sentido abstracto y que afecta a todas las esferas del ser humano y lo que éste representa.

Una mujer sostiene con suavidad a una bestia, mirando hacia la izquierda, buscando lo que ha aprendido y empleando más el poder que posee que la fuerza bruta. Esta carta representa un momento donde todo está listo para tomar control y posesión de aquello que tanto hemos ansiado, porque no nos faltan capacidades para hacerlo, sino que nada más se requiere un empujoncito de nuestra confianza en nosotros mismos. Ya estamos maduros y sabemos qué es lo que deseamos de la vida, por ende, podemos arriesgarnos a ir por lo ansiado sin temor… la fortuna está de nuestro lado.

Posición Derecha: Poder.
Puede personificar a alguien de entre 28 y 40 años y, paradójicamente, casi siempre es un hombre que ostenta una buena posición en la vida y viene a socorrer al consultante en lo que éste necesite. En la vida representa la capacidad del consultante de poder hacer lo que él desee con ella, por mucho que puedan haber momentos en los que no pueda o no desee creer. Se aconseja ir más allá de lo que vive en este minuto, superar las creencias falsas o limitativas que se tengan respecto a sí mismo y tomar consciencia de que no falta nada para poder lograr sus sueños, sólo el impulsarse a hacerlo sin temor al qué dirán. Mucha gente podrá hacer advertencias y alardear acerca de los posibles peligros, pero el éxito radica en no escucharlos y seguir el impulso del corazón y las huellas que la misma vida da.

Posición Invertida: Pobreza.
En estos momentos puede que no haya fuerza para hacer nada o mucha falta de fe. No es hora de cambiar ni de ser demasiado notorio, porque sería un cambio de piel que traería confusiones y daño. Puede haber un hombre de mediana edad intentando estropearle la vida al consultante con intrigas y sometimientos, incluso con maltrato psicológico disfrazado de “buenos consejos”. No conviene escuchar a nadie que intente imponer verdades sin escuchar primero, porque al consultante le será mucho más nocivo que satisfactorio el pasar por estos trances. La clave para pasar esta etapa de la vida, que a ratos puede parecer interminable, es restarle protagonismo y considerarla lo que es, una etapa, la cual trae muchas enseñanzas. A la hora de haberlas aprendido, las cosas se darán por sí solas y el consultante podrá dar el siguiente paso.

XII – El Colgado Tarot Marsella

Muchas veces se ha asociado esta carta al sufrimiento y al dolor, a las pruebas impuestas por el destino, al Dios que aprieta, pero no ahorca… estructuralmente, la carta dice otra cosa: el protagonista de este Arcano se ha colgado a sí mismo de cabeza en una especie de prueba para evolucionar, por su voluntad propia y no porque el destino o Dios lo haya situado ahí.

Cuelga de la pierna izquierda, poniendo todo el esfuerzo en su intuición y siendo ésta la más testeada, mientras que la pierna derecha se dobla formando el número 4, regido por Urano, planeta gestor de las grandes reformas a nivel individual como colectivo. Por mucho que parezca un episodio donde no se advierte salida alguna, esta carta representa el aprendizaje por la escuela del sufrimiento en su apogeo, donde es necesario afirmarse a lo más íntimo y así, como milagro, se puede salir adelante.

Posición Derecha: Mártir.
Posible encuentro con la oscuridad que habita dentro del consultante, lo cual le provoca sufrimiento. Las cosas van a demorar mucho, algunas acabarán y es posible que él reniegue contra todo lo habido y por haber, como modo de rebelarse ante lo que lo hace sufrir. Todo esto no es nada salvo una consecuencia del poco amor y la poca fe que se tiene a sí mismo, cosas que han germinado en tragedia tras tragedia. En este momento es necesario para el consultante ir hacia adentro, a neutralizar aquellas restricciones que puede tener guardadas desde su más tierna infancia y perdonar todos aquellos malos actos hechos y recibidos. Sólo aceptando el pasado, con sus enseñanzas y su método, se puede dar por aprobado el curso y cambiar de modo de vida.

Posición Invertida: Liberación.
La posición derecha de esta carta, curiosamente, puede verse más negativa que la invertida. En esta postura, la carta representa una liberación para el consultante. El sufrimiento que esté viviendo en estos momentos retrocederá hasta desaparecer, ya que ha terminado el ciclo de baja y comienza el apogeo. La existencia humana es cíclica, con altos y bajos, comenzando la parte alta en este período (o en el período que determinen los otros Arcanos), sin embargo, hay que advertir que no se confíe demasiado. El período de liberación puede conducir a una pereza y relajo exagerados que provocarían un efecto de boomerang, volviendo el dolor a tocar la puerta. Hay que conducirse con cuidado, procurar aprender de los malos momentos y, por sobre todas las cosas, no cometer los mismos errores del pasado.

XIII – La Muerte Tarot Marsella

Éste es el único Arcano que no tiene nombre, debido a que se considera invocatorio y de mala suerte que lo posea.

Un esqueleto corta cabezas con una hoz y desmembra todo lo que está a su paso, trae pánico y terror y deja todo desierto tras de sí. La naturaleza de este Arcano es uraniana, cambiante, revolucionaria. Muchas veces, al salir esta carta, los consultantes se asustan y piensan que su fin está muy próximo, ante lo cual hay que explicarles que esta Muerte es efectiva, pero no en el terreno físico sino que en otro. La Muerte va hacia la derecha, haciendo paso hacia el futuro de un modo muy radical… pero efectivo. Simboliza al subconsciente siendo desatado luego de mucho tiempo de encierro y presiones. Éste es uno de los Arcanos que representa con mayor exactitud la idea de “Revolución” y lo que ésta trae consigo.

Posición Derecha: Revolución.
Cuando las experiencias de la vida no son satisfactorias y eso el subconsciente lo sabe, provoca un cambio. La aparición de la Muerte en las tiradas simboliza la acción del subconsciente sobre la vida del consultante, promoviendo episodios donde no queda de otra salvo cerrar los ojos y dejar que todo ocurra. Pueden haber muchas pérdidas, pero – tarde o temprano – comprobará que lo perdido no le hacía falta realmente o que, por otro lado, fue reemplazado por algo mejor. En sí representa una muerte, pero es una no física… es la muerte de las cosas viejas que ya no servían más en su vida, el término de ciertos ciclos con gente o de un período donde se dedicó a una actividad específica. Existe una combinación de muerte física que hay que tomar siempre en cuenta, que es el Arcano XIII más dos de estas cartas: As, Tres, Nueve o Diez de Espadas, todas en posición derecha. En caso de aparecer esta combinación con una carta invertida, representa enfermedad con posibilidades de cura.

Posición Invertida: Lentitud.
La Muerte, en sus dos posiciones, representa cambio. En este caso, el cambio es un poco más lento y menos notorio que en forma derecha; sin embargo, el proceso es el mismo y los resultados son iguales. Puede que haya que vivir algunas cosas más bajo el viejo modelo para que el nuevo irrumpa y derrumbe todo o, asimismo, representa una advertencia al consultante de todo esto que se avecina. No conviene evitar este cambio, es para mejor, y el miedo podría provocar un quiebre en su vida de magnitudes mayores que podrían, incluso, volverse insoportables. No queda de otra salvo aceptar y confiar en uno mismo.

XIV – La Templanza Tarot Marsella

Una mujer alada, ricamente vestida, reparte agua entre dos cántaros. El agua se mueve sola y no se derrama una gota, mientras ella muestra tranquilidad y plena confianza en sí misma y en lo que hace.

La mano izquierda, arriba, muestra que la principal fuente proviene de la emoción y de los sentimientos, para dotar de energía a la acción, en la mano derecha. Esta carta representa la idea del “equilibrio” entre lo que se siente y lo que se hace, consecuencia entre los actos y las emociones, necesidad de equilibrio que puede ser conseguida con relativa facilidad. No es raro ver esta carta luego de episodios traumáticos, donde el trabajo interno puede ser mucho más fructífero debido a la baja de defensas en general. La mente no promueve el cambio hasta que éste se hace inevitable y, en casos como aquél, Templanza suele aparecer.

Posición Derecha: Coordinación.
En este momento es posible entrar a aquellas áreas más desconocidas del consultante y sanearlas. Existe una necesidad real de equilibrio y éste se puede obtener sin tanto esfuerzo. Los episodios de poca calma y sufrimiento están por terminar, es necesario usar un poco más de paciencia y esforzarse por no perder el norte en estos momentos donde se juega al “todo o nada”. También simboliza la protección de las fuerzas superiores luego de un episodio de grandes problemas y una oportunidad de crecimiento luego de muchos problemas y retrasos. Puede personificar a una mujer que cuida, quizás la madre del consultante o la mujer que está más cerca de él, ya que es una carta que muestra afecto y soluciones – si bien con cierto esfuerzo – de muy buenos resultados y alcance.

Posición Invertida: Reconocimiento.
El primer paso para destruir un esquema negativo es reconocerlo. El consultante no puede – ni quiere – darse cuenta que está siendo inespecífico e inexacto en lo que quiere y lo que pide o, por otro lado, no ha tomado las medidas suficientes como para mejorar en eso que lo complica. La solución tampoco está en llegar y arremeter con fuerza contra todo lo que aparezca en el camino, porque conduciría a un desastre aún mayor de lo que podría ser ahora. Es necesario obtener consejo de alguien que haya pasado por esta situación, una persona mayor que sea consciente de la tribulación del consultante. También quiere decir que el consejo de los padres es crucial en estos momentos, así como también la compañía esos amigos que lo conocen desde hace años y ven más allá que los lazos más recientes.

XV – El Diablo Tarot Marsella

El Diablo es considerado uno de los peores Arcanos de todo el mazo del Tarot, y esto tiene sus razones.

Un ser con cuerpo hermafrodita y alas de murciélago sostiene a dos esclavos (un hombre y una mujer) atados por el cuello, los cuales no se dan cuenta de este hecho y permanecen convencidos de que están libres y en su mano yace un arma de fuego que usa cuando le desobedecen. El Diablo no representa a demonios que vienen a invadir nuestra vida, sino que son negaciones de nuestra propia felicidad, espíritu masoquista desatado y gente que ha venido a nuestras vidas respondiendo a ese llamado. Esta carta aparece típicamente en personas lastimadas y engañadas, pero no con el objetivo de reconocerlas como víctimas, sino como una advertencia de que deben valorarse más y dejar de meterse en sitios donde no serán bienvenidos, sino heridos.

Posición Derecha: Vulnerabilidad al Daño.
El consultante puede ser engañado por una persona perversa, pero con una fachada muy atractiva y provocadora. La gente nociva se dará a conocer casi de inmediato, porque le serán muy atractivas a nuestro consultante, muy fuertes. Hay grandes probabilidades de que haya problemas con adicciones, caídas muy abajo en la senda de la autodestrucción, daño, relaciones problemáticas donde habrá un solo herido. No conviene confiar en las nuevas personas que hemos conocido hasta que él tenga más o menos claro cuánto vale y qué es lo que necesita en la vida. Como dije antes, esta carta es una advertencia de un cambio urgente de modo de pensar antes de que esos pequeños problemas se hagan tan grandes que nublen completamente la razón.

Posición Invertida: Pasos Vacilantes.
Hay ganas de cambiar, pero aún están en ciernes. Habrá episodios desagradables y temporales que causarán el desarrollo de la idea de modificarse internamente, pero es necesario tomar consciencia de que las cosas suceden por algo. Existe mucho miedo de cambiar, porque perder el pasado y el esquema puede traducirse en perderlo todo para el consultante, ante lo cual es necesario ser fuerte y tener en cuenta que no hay nada peor que lo que ya ha vivido y que, desde este momento, la senda perfectamente puede ir en ascenso. Es necesario intentar despersonalizarse de los problemas y verlos como si fueran de alguien más, para así restarles el peso emocional y analizarlos en detalle. Luego de encontradas las alternativas, se requiere usar la resistencia que da el sufrimiento para no caer ante las posibles vacilaciones venideras.

XVI – La Torre Tarot Marsella

Dos personas caen desde la cúspide de una torre y, a su alrededor, emergen escombros.

La parte superior de la torre se desprende por completo por un elemento no controlado, con lo cual la gente que estaba en ella se precipita al suelo sin poder asirse de nada. El momento en el que surge este elemento es imprevisto y, por ende, la caída toma esa misma característica, inevitable e imprevisible. Cuando La Torre aparece en una tirada del Tarot quiere decir que el consultante ha hecho caso omiso de todos los avisos que la vida ha puesto en su camino para alertarlo sobre malas decisiones, optando por el modo más violento de aprendizaje: el remezón total y la destrucción de los viejos patrones. Este momento presentará muy duros episodios consecutivamente y sólo dependerá de la fuerza del consultante el poder seguir adelante o rendirse definitivamente.

Posición Derecha: Destrucción.
Al momento de aparecer La Torre derecha, hay que avisar al consultante acerca de una posible remecida en su vida. Todas las cosas por las cuales ha luchado o está luchando se desmoronarán de manera inevitable para él, porque no son lo que necesita. La vida se está encargando de hacerle recordar que está luchando por causas que no le corresponden ni le convienen y éste es el modo más práctico de mostrarlo, el destruirlo todo. Se requiere urgentemente un cambio en la manera de pensar o, de lo contrario, todo lo derrumbado no podrá volver a levantarse y la vida se volverá vacía. Junto al Arcano XV, El Diablo, representa una adicción irrefrenable; junto al Arcano XVIII, La Luna, representa depresión y junto al Arcano XIX, El Sol, simboliza el surgimiento luego de un episodio muy malo. Esta carta es la representante de todos los fines abruptos, así que hay que analizar muy bien lo que la rodea si es que aparece.

Posición Invertida: Vehemencia.
La Torre invertida simboliza la absoluta insensatez del consultante. Interna o externamente puede estar intentando evitar los cambios, hecho que provoca una acumulación de fuerzas que lo sacará de quicio tarde o temprano. La caída será peor mientras más se retrasen las cosas, ya es hora de modificar el modo de pensar y, tras eso, los hechos circundantes se coordinarán solos, haciendo eco de esta nueva postura ante la vida. No conviene seguir en la rutina, es hora de cambiar lo más rápido que se pueda, aunque de entrada ocurran graves pérdidas. Lo perdido será obsoleto en comparación a lo que el consultante ganará después.

XVII – La Estrella Tarot Marsella

Una mujer desnuda echa agua de sus cántaros a un caudal mayor, mientras una estrella gigante hace que todas las demás brillen.

Las 7 estrellas menores representan al planeta Neptuno, guardián de las ilusiones y, junto a la estrella más grande, representan a Saturno, el planeta de las restricciones y limitaciones. El conjunto de este cuadro indica que, luego de mucho incubar sueños y no ver jamás una concreción, finalmente llegará la hora de que todo se dé como queremos. Devolver el agua al río representa usar la fuerza propia y la de los espíritus en pos de los sueños que uno posee, establecer comunicación con lo superior a través de la fe y la “iluminación” inexplicable de las áreas oscuras del consultante. No es hora de celebrar aún, sin embargo, el tiempo estará muy cerca de cumplirse para que así sea.

Posición Derecha: Esperanza.
En momentos de mayor oscuridad es cuando la luz más se nota y, finalmente, emerge. El consultante puede estar atravesando un mal momento, un cambio rotundo y esta carta simboliza el fin de ello, no de un modo destructivo como representa La Torre, sino que con más suavidad. Esta carta indica las posibilidades del encuentro con uno mismo, de la evolución a través del autoconocimiento y la creación y de la fe en la vida como proceso. Es hora de aprender cosas distintas, abrir la mente a nuevas experiencias y no extrañarse ante apariciones poco convencionales: gente muy espiritual, nuevas relaciones, nuevos trabajos, gran inspiración y creatividad, etc. Todos aquellos pasos dados hacia lo nuevo serán recompensados con mucha suerte y grandes premios, la clave es nada más atreverse a tomar aquello que la vida nos está ofreciendo generosamente.

Posición Invertida: Distracciones.
Este momento es bien delicado para el consultante, ya que pueden presentarse dos cosas muy llamativas y que le interesarán por igual. Una lo llevará a un estado mejor de su existencia, mientras que la otra puede provocarle un retroceso o, al menos, un estancamiento. Mucho cuidado con ilusionarse y soñar cosas demasiado grandes, porque éste no es el tiempo para eso, sino que es tiempo para pensar bien antes de actuar. Esta posición, además, tiene un sentido de movimiento causado por un acto injusto contra el consultante, siendo el símbolo de la “reacción” y de la “venganza” cuando aparece en tiradas amorosas. Mucho cuidado con intentar sacar un clavo con otro, la historia puede inclinarse hacia un lado imprevisto.

XVIII – La Luna Tarot Marsella

Dos perros aúllan a la luna, completamente encantados con su brillo, mientras que – desde atrás – un cangrejo hace su aparición.

El significado de esta carta es doble: por un lado representa la distracción ante el peligro y, por el otro, muestra una evolución riesgosa y el miedo que esto conllevaría. Los perros aúllan a la luna como un llamado instintivo, mientras que el cangrejo emerge de noche porque así escapa de los depredadores, lo que quiere decir que no hay que ignorar la voz de nuestro interior ni taparla con opiniones ajenas, porque esto llevaría a ser poco consecuentes con nosotros mismos y dejarnos a merced de hechos muy poco agradables. Esta carta también puede representar penas y decepciones de tipo amoroso, pero estas penas son temporales y fácilmente curables si es que nosotros sabemos sacar la enseñanza de esa relación fallida.

Posición Derecha: Intuición.
El consultante puede presentar muchos episodios sobrenaturales durante la influencia de esta carta: sueños premonitorios, encuentros con gente muy significativa, visiones… la voz de su interior está manifestándose de modo tal que no quede otra cosa sino entenderla y aceptar su consejo. Muchas veces desconfiamos de nuestro instinto haciendo las cosas de modo netamente racional… esta carta indica que esto sería perjudicial, que es imperativo escuchar a nuestros impulsos – tan menospreciados por la sociedad – porque están mucho más conectados con las fuerzas superiores que nosotros. Para el consultante significa un gran acercamiento con su mundo interior causado por alguna pena o proceso poco agradable y se le recomienda no hacer caso omiso de todas estas cosas fuera de toda ciencia que puedan ocurrir.

Posición Invertida: Decepción.
Muchas personas conocidas por el consultante le darán la espalda en caso de que él presente problemas. Era de esperarse, ya que su círculo de gente se acercó nada más para disfrutar de sus triunfos sin hacer caso de las posibles derrotas. Mucho cuidado con las mujeres que vayan entrando a la historia del consultante, porque pueden representar más problemas que soluciones y ser personas moralmente dudosas, habladoras, engañosas y con gran capacidad de convencimiento. Para una consultante simboliza el riesgo de seguir las ideas de amigas o familiares de su mismo sexo, porque estarán indicando un camino errado sin tener malas intenciones, reflejando sus decepciones en ella. Para ambos sexos significa que las cosas pueden no salir como uno esperaba, pero que – pase lo que pase – nada está completamente dicho.

XIX – El Sol

Los gemelos divinos se acompañan mientras el sol sonríe y brilla a toda potencia detrás de ellos.

Esta carta es considerada una de las mejores en todo el mazo del Tarot, incluyendo Arcanos Mayores y Menores, porque ilumina todo lo que toca, es decir, lo dota de una vibración tan positiva que bendice y allana todo tipo de obstáculos por muy fuertes o dolorosos que éstos sean. No es de sospechar que apenas salga esta carta el consultante presente una mejoría en el terreno que lo preocupa o en aquello que tenía a medias, porque El Sol es un gran facilitador y hace que todo se coordine de la mejor manera a su alrededor. Si sale al lado de cartas problemáticas, baja considerablemente la influencia negativa de éstas, las neutraliza e, incluso, puede sacar lo más bueno de ellas, así como potencia el efecto positivo de las cartas agradables y multiplica los dones de las mejores.

Posición Derecha: Felicidad.
Por dondequiera que salga El Sol, ilumina. Representa el final del túnel, la luz, la felicidad, la concreción de múltiples sueños guardados, incluso muestra un amor correspondido. Es considerada una de las cartas que obra milagros, porque tiene gran conexión con las fuerzas superiores y esta conexión hace eco en la vida del consultante. Si éste se encuentra en una situación dolorosa, es sólo cosa de tiempo que todo se solucione y revierta como por arte de magia, porque eso es lo que tiene esta carta de sobra. Conviene dar nuevos pasos y empezar proyectos, todos estarán cargados de esta buena energía y darán frutos satisfactorios sin duda alguna. Es bueno pensar con optimismo en estos momentos sin temer a problema alguno, porque la suerte está del lado del consultante y, poco a poco, se dejará sentir con fuerza.

Posición Invertida: Las Últimas Sombras.
En este momento es propicio trabajar sobre aquello que no nos deja en paz: situaciones familiares, trabajo, salud, etc., para así darle un nuevo giro a los problemas. En posición invertida y todo, El Sol no deja de ser positivo: augura especial facilidad para poder resolver lo que al consultante parece quitarle el sueño, eso sí, con algo más de esfuerzo que en el caso anterior. Puede que haya gente que no entienda la necesidad que tiene nuestro consultante de “aclarar” las cosas que le conciernen y, por ende, no le den mucho apoyo… ante esto, hay que aconsejar que siga adelante con sus intenciones – las que son muy buenas – y que todo se dará como se requiere, con o sin ayuda. Puede dolerle la incomprensión ajena, pero es necesario aclararle que quienes le rodean pueden estar mucho más a oscuras que él y así se manejan.

XX – El Juicio o El Juicio Final Tarot Marsella

Dos personas frente a un altar rezan en una especie de ceremonia precedida por una especie de sacerdote, todos desnudos.

Desde arriba emerge un ángel que toca la trompeta e ilumina todo el ambiente. Esta carta poco y nada tiene que ver con un juicio real, sino que el Juicio aquí definido es interno, una especie de catarsis propia, un renacimiento. Hay muchos espacios a llenar y a analizar dentro del consultante, sólo que éste no se ha dado cuenta de ello y es necesaria una llamada especial de atención desde afuera. Puede aparecer un impulso interno, una situación potente que lleve las cosas a un nuevo nivel o una persona que provoque modificaciones profundas o grandes cuestionamientos. Este acercamiento con las verdaderas necesidades y con lo correcto es vital y, probablemente, se volverá inevitable una vez que demos un paso hacia esta senda, porque atraerá sin duda.

Posición Derecha: Renacimiento.
Es urgente que el consultante tome una nueva postura en la vida y, si no lo hace por voluntad, las cosas se irán acomodando para que así sea. Se avecinan muchos cambios internos, un cierto recuento de la vida para pasar a otra etapa de ésta con un pensamiento diferente, renacimiento de hechos del pasado para continuarlos o concluirlos y cuestionamientos internos, a veces tan internos que se hacen imperceptibles a simple vista. Todas estas situaciones por acontecer representan una evolución desde un punto que no siempre es agradable a uno que sí lo es, así que no hay que tener miedo alguno de esto. Mucha gente mostrará su verdadera cara en los momentos más inesperados, así que se requiere un corazón fuerte para soportar algún dolor que pueda aparecer al ver a quienes rodean al consultante como realmente son.

Posición Invertida: Incomprensión.
Una persona ciega es en lo que se está por convertir el consultante. Puede que no quiera comprender que su vida ha tomado este rumbo para darle una nueva oportunidad de empezar de 0, pero con más suerte. Cuando El Juicio sale invertido representa a alguien que puede estar culpabilizando de sus desgracias a alguien más o a una persona que no es capaz de lograr una buena introspección a la hora de tener problemas, lo cual trae que las situaciones negativas se extiendan más de lo esperado. Por esta misma incomprensión de los porqués de cada hecho vivido, el consultante puede vivir ciertas situaciones que tengan que ver con separaciones y despojamientos: divorcios, rupturas, robos, traiciones, etc. Todo esto, sin embargo, puede frenarse entendiendo que las cosas tienen su razón de ser, por malas que parezcan.

XXI – El Mundo Tarot Marsella

Esta carta es considerada la mejor de todo el Tarot, incluso sobre La Rueda de la Fortuna y El Sol.

La mujer del centro se ha convertido en un ser sagrado, superando 4 etapas en su existencia: los impulsos, las necesidades, los gustos y la racionalidad, logrando así complementarlas todas y volverse tan poderosa como es. En ella habita la fuerza del león, la resistencia del toro, la libertad del águila y la inteligencia del hombre, pudiendo usar cada uno de estos atributos según la ocasión y sin que le falle ninguno. Esta carta es el símbolo de la Victoria por sobre cualquier adversidad, el triunfo máximo, la conclusión de todos nuestros esfuerzos. Para el consultante representará la cosecha luego de un largo tiempo de siembra, el encuentro con sus tesoros internos y muchos más milagros que los que él podría esperar jamás.

Posición Derecha: Victoria.
El consultante puede estar tranquilo, porque las cosas que lo aquejan se irán tal como vinieron. Se avecina un período de buena suerte donde todas las situaciones que parecían irremediables se revertirán como por arte de magia, así que conviene iniciar proyectos o tareas en esta racha, los cuales florecerán sin problema alguno. Esta carta anuncia batallas ganadas, amor correspondido, triunfo por sobre cualquier adversario que haya amenazado con anterioridad y concreción de viejos anhelos que no pudieron ver la luz antes. Es un período de paz para el consultante, quien podrá disfrutar de aquello por lo cual se ha esforzado gran parte de su vida. No es malo relajarse en este momento, es más, la vida misma lo pide y da la tranquilidad necesaria en bandeja. El Mundo prevalece con su fuerza y suaviza o anula el efecto de las cartas más negativas (El Diablo, La Torre), volviendo todo más fácil de encarar y con resultados más a la vista que en cualquier otra circunstancia.

Posición Invertida: Exposición.
Tal como sucede con El Sol, El Mundo a la inversa no llega a ser negativo. Las cosas se darán de otro modo, quizás más indirecto, pero será el cimiento de un episodio mejor de la vida. Esta posición suele aparecer cuando el consultante se expone a un cambio brusco a través de una depresión o una enfermedad, una experiencia límite o un cuestionamiento interno de grandes proporciones, ante lo cual la manera de encarar las situaciones vividas cambia radicalmente. Simboliza el éxito tal como El Mundo derecho, pero ese éxito se labrará con un poco más de trabajo y más adelante, lo que no quiere decir que no llegará.

Guía de Tirada de Arcanos Mayores del Tarot

Consultante: I, El Mago (hombre)
III, La Emperatriz (mujer)

Padres: IV, El Emperador (padre); VIII, Justicia (madre); XIV, Templanza (madre)
Amigos y Hermanos: V, El Sumo Sacerdote; VII, El Carro; XI, Fuerza (independiente del sexo, aunque para amigas se puede usar el Arcano XI con preferencia).
Rivales: 0, El Loco (hombre), II, La Suma Sacerdotisa (mujer).

Cuando el consultante pregunta por muchos pretendientes : En caso de ser un hombre, usar a la Emperatriz como la primera, a la Suma Sacerdotisa como la segunda y a Justicia como tercera. En caso de ser una mujer, se usa al Mago como primero, al Emperador como segundo y al Sumo Sacerdote como tercero.

Cuando el consultante quiere preguntar por miembros de su familia: Se le muestran las cartas y que elija un Arcano que sienta más afín con el miembro a consultar.

¡¡¡Ojo!!! NUNCA consultar por alguien más sin hacer una tirada breve donde el lector pregunte al libre albedrío de la persona analizada si es que permite que indaguen en su vida. Esto se hace de la siguiente manera: el lector mezcla las cartas un rato, luego las corta en 3 con la mano izquierda y elige una del montón con los ojos cerrados. Si el resultado es una carta derecha, puede proseguir, mientras que una carta invertida nos indica la prohibición de meterse en la vida de la persona a consultar.

Cuando se consulta por tiempo: El tiempo, en Arcanos Mayores, lo define la tirada; sin embargo, es posible calcularlo usando a los Arcanos Menores, los que se mezclan por separado, se parten en 3 y – con ojos cerrados – se selecciona una carta tal como lo haremos siempre. El modo de descifrar fechas es el siguiente:
Oros: Días a semanas (1 a 14, según numeración).
Copas: Semanas a meses (1 a 14, según numeración)
Bastos: Meses a años (1 a 14, según numeración)
Espadas: Años (1 a 14, según numeración)

En caso de que aparezcan los personajes de la corte, los números correspondientes a cada uno son los siguientes:
Paje: 11
Caballero: 12
Reina: 13
Rey: 14

¿Sí o No? : Hay dos modos de saber un “sí o un “no”. El primero es mezclar, partir y sacar la carta que queramos con los ojos cerrados, viendo la posición derecha como una afirmación y la inversa como una negación. La otra manera es viendo el sentido a la carta: Por ejemplo, si preguntamos algo y nos sale El Diablo derecho, tendríamos que decir que no conviene hacer lo que tenemos pensado hacer, mientras que si nos saliera invertido sería un aliento a realizar lo que queremos, pero cumpliendo con ciertas precauciones.

Arcanos Facilitadores: Son aquellos que positivizan a los demás (X, La Rueda de la Fortuna; XIX, El Sol; XXI, El Mundo) y que cuando aparecen neutralizan influencias negativas, potenciando lo bueno de las tiradas.

Arcanos Complejos: Son los que complican las tiradas, las demoran y causan alboroto (XII, El Colgado; XIII, La Muerte; XV, El Diablo, XVI, La Torre y XVIII, La Luna, en caso de tiradas relacionales). Cuando aparecen junto a Arcanos que no son los facilitadores suelen crear complicaciones o demorar las cosas; sin embargo, todo ello tiene su razón de ser y no conviene hacer caso omiso de lo que estas cartas podrían provocar, ya que su efecto es muy notorio a cualquier nivel.

Tirada de Ejercitación con Arcanos Mayores (I)

Esta tirada es considerada la mejor en cuanto a sentido de síntesis, profundidad en significado y demostración de hechos a vivir por el consultante.

Para poder conseguir un nivel alto en calidad de cartomancia, es necesario practicar con frecuencia y sin  exigirse a tal punto que nos enfermemos. Con una hora al día es suficiente.
La estructura de nuestra tirada será la siguiente:

Instrucciones:
1. Separar el Arcano Mayor del consultante según su sexo o elección propia (en caso de la segunda alternativa, mostrarle los Arcanos para que los mire o para que pase la mano izquierda por sobre ellos sin tocarlos) y situarlo al centro de la mesa. Además, adjudicar Arcanos a aquellas personas importantes para el consultante.
2. Mezclar los restantes 21 Arcanos Mayores por un buen rato hasta que el consultante diga que es suficiente.
3. El consultante debe cortar el mazo en 3, separando con la mano izquierda en caso de ser diestro y con la mano derecha en caso de ser zurdo.
4. Dar vuelta el mazo para dejar las cartas boca arriba y repartirlas según el diagrama anteriormente mostrado.
5. Anotar los resultados y dejarlos en un expediente, el cual nos servirá para ver nuestra evolución como lectores y la del consultante.

Tirada de Ejercitación con Arcanos Mayores (II)

Ejemplo
Caso: Mujer de 23 años que consulta el Tarot para un consejo y pronóstico general.

Interpretación de la Tirada

Influencia Inmediata (cartas 1, 2 y 3): La consultante fue recientemente sacudida por una noticia abrumadora… la persona a la cual había considerado como posible pareja en su vida futura (Arcano V) no siguió estando junto a ella, cambiándola (Arcano XIII) por otra mujer más cercana y afín a él (Arcano II).

Pasado (cartas 6, 8 y 10): La consultante fue advertida del hecho que la lleva a la consulta, mediante señales y sueños (Arcano XVIII). Este episodio representó una infidelidad por parte del tipo al que pretendía ella (Arcano XV), una persona viciosa y algo obsesionada con la consultante (Arcano XV + Arcano XVI), de lo cual no tenía completa idea o no quiso escuchar, lo cual causó que todo lo acontecido se desencadenara de modo abrupto, empezando y terminando bruscamente (Arcano XVI) y con nuestra consultante como principal dañada a nivel emocional (Arcano XVI + Arcano XVIII).

Presente: (cartas 4 y 5): La consultante se encuentra reponiéndose de este amargo episodio de modo exitoso y tomando control de su propia vida, haciendo planes de cambiar o viajar a algún lado (Arcano VII). También tiene consciente el hecho de que ella fue engañada y considera tomar justicia por su propia mano (Arcano VIII), sabiendo lo que ello significa. En este momento se encuentra siendo aconsejada por gente más madura y que la anima a seguir adelante con sus sueños sin importar lo que haya pasado, la justicia llegará por sí sola y ella no tendrá que moverse demasiado (Arcano VIII).

Futuro (cartas 7, 9 y 11): La consultante llegará a comprender la razón del sufrimiento y las malas experiencias vividas no tienen otro origen que su baja autoestima (Arcano XII), ante lo cual se dará cuenta de que ella es una persona de muy buen corazón aunque mal juzgada por los demás (Arcano 0) y, con eso en mente, el camino se le abrirá de par en par, con un posible nuevo amor a la puerta (Arcano XXI).

Mente (cartas 6, 4 y 7): La consultante se encuentra intentando comprender el motivo de su malestar, equilibrando su punto de vista sobre lo moral e inmoral (Arcano XV) y sobre el dolor que le ha causado esta traición (Arcano XII). Comprenderá que es una víctima de la lascivia de alguien inescrupuloso y que no quiso otra cosa salvo satisfacer sus deseos sexuales usándola a ella (Arcano XV) y, de paso, intentando hacer que ella también se sintiera culpable (Arcano XII). Se le recomienda a la consultante exculparse de todo, debido a que no hizo las cosas conociendo las posibles consecuencias, por ende, su responsabilidad es mínima en esta situación.

Corazón (cartas 8 y 9): El quiebre de ese sueño efímero le causó un malestar considerable, pero ella necesitaba comprender que el camino que tomó no le servía demasiado a la hora de ir en busca de su felicidad. La consultante siguió buscando un patrón de hombre dañino que la usara hasta que, finalmente, tenía que llegar el hecho que colmara su paciencia y su aguante (Arcano XVI). Está comprendiendo a niveles emocionales que todo está en creer en sí misma y que ella tan sólo ha caído por no considerarse lo suficientemente valerosa. Su corazón debe atreverse a amar sin temor a perder, especialmente, debe amarse a sí mismo y a quien lo posee (Arcano 0), y así avanzará directo a la felicidad.

Cuerpo (cartas 10, 5 y 11): La consultante puede estar teniendo problemas de sueño (Arcano XVIII) o estar desanimada por todo lo que ha pasado. Para todo esto, se le recomienda salir de casa, juntarse con amigos, divertirse, caminar o incluso dar un viaje corto (Arcano VII). Recomendar a la consultante intentar normalizar su ciclo de sueño alterado con infusiones naturales o algún remedio que ella conozca y distraerse con más gente, con eso no tendrá mayores problemas de salud y muy pronto se sentirá de maravilla (Arcano XXI).

Consejos Finales

Cuando se practica la cartomancia hay que tener en cuenta muchos detalles y términos para poder así asesorar al consultante como éste se merece; sin embargo, se comete muchas veces el error de intentar memorizar el significado y así transmitirlo.

Esto no es correcto, porque cada persona necesita una visión diferente e intentar meterla en un molde preestablecido es hacerle un mal en vez de un bien. Por esto mismo, es vital para alguien que practica la cartomancia el tener empatía y ésa se practica todos los días, procurando escuchar a otras personas y darles soluciones para que sus vidas, no la nuestra propia, mejore.

El ser empático es una de las cosas más importantes a la hora de aconsejar, te permite comprender el problema ajeno y, desde un punto exterior, brindar apoyo objetivo. No es malo volverse amigo de quien sufre un problema y busca tu ayuda, eso sí, no hay que volverse complaciente y se requiere hablar con la verdad en todas las situaciones y condiciones. No es amigo el que intenta cegarte con palabras bonitas, sino que es el que te da un pequeño dolor ahora para no causarte uno muy grande después y, en una gran parte, el interpretar el Tarot es una de las maneras para volverse ese tipo de amigo.

No existe un modo válido o no válido de leer el Tarot, todo depende del lector y el tipo de interpretación o enfoque de desee darle a sus lecturas. He visto cómo algunas personas hacen lecturas simples sin inversión de cartas así como otras realizan análisis bastante largos con dos mazos juntos, a modo de indagar en lo concreto y lo abstracto de la persona. Todos los métodos de lectura son válidos y es necesario hallar el propio en vez de copiar uno que ha sido creado, como modo de impregnarle nuestra energía a cada orientación que demos. Esto no es ignorar aquello que ha sido transmitido de generación en generación, sino que es usar aquello que nos ha sido entregado del mejor modo posible… ¿de qué nos sirve aprender a hacer zapatos si es que no nos atrevemos a crear unos propios sólo porque nuestra talla no fue la que nos enseñaron? No sirve de nada…

Deseo que este pequeño curso (el cual continuaré en breve con los Arcanos Menores), más que convertirse en tu referente máximo, sea el principio de la búsqueda de tu propio método de interpretación. Cada Tarot habla su lenguaje y yo sólo soy el primero de muchos pasos para establecer esa comunicación tan preciada que distingue al simple aficionado de un buen tarotista.
¡Mucha suerte!
Karina.

error: Content is protected !!